Bernat Artola

El 20 de Diciembre de 1904, en la calle de Caballeros nació Bernat Artola Tomás, hijo del delineante municipal y profesor de dibujo de Artes y Oficios Bernardo Artola Soligó  y  de  Carmen Tomás Traver.

 

Desde niño vivió envuelto por un ambiente de amor a la cultura. Su primer ambiente escolar lo vivió en una academia de la calle Conde Pestagua. Y en el curso 1914-15 ingresó con matricula de honor en el viejo instituto de Santa Clara, para pasar después al hoy Ribalta cuya construcción dirigió su tío.

Acabado el Bachiller y después de un tiempo de prácticas en el despacho de su tío el arquitecto Tomás, el padre de Artola le convenció para que estudiara arquitectura en Barcelona, donde pasó un curso de incertidumbre vocacional. Le era muy difícil superar los escollos de una carrera técnica que exige tanta disciplina y en sus cuadernos de trabajo solamente había poemas, fluían sin cesar escritos tanto en castellano como en valenciano. Compartió con sus padres la pesadumbre y el regusto amargo de lo que entonces se consideró un fracaso, al tener que regresar a casa.

En el año 1925 logra su primer éxito al ganar la Viola d´Or, de Valencia con su poemario L´Ermitá. Repitió al año siguiente con su grupo de doce Canços d´Amor, aquellas que comienzan con su A l´estiu tot lo món viu.

Y de nuevo Barcelona, para cumplir el servicio militar también para estudiar Filosofía y Letras, que tuvo que terminar en Salamanca donde encontró la sombra protectora y la amistad de Unamuno.
Cada año ganaba un certamen poético y en 1929 publicó Elegíes, su primer libro al que incorporó su lema: Damunt de la mort, la vida.

En Castellón se volcó con la Sociedad Castellonense de Cultura. Aportó al Tombatossals de Joseph Pascual Tirado el dibujo de la cubierta a cuatro tintas y las bellísimas letras capitulares interiores. En 1933 alcanzó el Premio Nacional de Literatura con su obra Santoral. Y en 1935 publicó Terra.

Al acabar la guerra fue depurado e incluso estuvo encarcelado durante una noche, siendo puesto en libertad por las gestiones que hizo su hermano. Inicia entonces un período marcado por las dificultades económicas provocadas en parte por el no reconocimiento del nuevo gobierno de su rango de profesor.

Espléndida labor en la posguerra en la recuperación del patrimonio artístico. El año 1943 colabora en el estreno en Castellón de la ópera La filla del rei Barbut de Matilde Salvador, la compositora castellonense, quien también pondría música a alguna de sus poesías.

En su poesía Artola trata los temas eternos del amor, el paisaje, el ser humano, la soledad, y el conflicto entre el mundo exterior y el mundo interior. Su obra destaca por su riquísimo conocimiento del léxico de la Plana.

En 1956, un decreto del gobierno que reconocía los profesores cursillistas le hizo percibir la posibilidad de obtener una plaza de profesor y conseguir una situación económica más estable. La deseada plaza, no llegó antes de su muerte la tarde del 8 de Mayo de 1958 a causa de una afección cardíaca.

 suscripcion esfinge-v1-02

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar